Sebastian Firtman

Tendencias 2020 en comunicación interna

Cuando nos proponemos que la comunicación interna sea un puente hacia la transformación y un posibilitador para generar ese impacto tan buscado, tenemos que saber que sólo lo lograremos si entendemos bien a quién le hablamos, llegamos con nuestro contenido en el momento oportuno y compartimos nuestra razón de ser a través de buenas historias y acciones que den vida a la misma. 

Para lograr todo eso, hay diferentes herramientas y caminos que están marcando tendencia y que toda organización debería tener presente al momento de delinear su estrategia de CI y que me he tomado la libertad de recopilar en un sólo lugar : 

 

1. La Reina del Engagement: La Comunicación Interactiva

Cuando imaginamos el proceso de comunicación, debemos ser conscientes que, en la era digital, existe un factor clave: los momentos de receptividad.Esos ‘micro-momentos’ en donde los receptores están más propensos a aceptar una comunicación.

El desafío para este año será profundizar en formatos como el vídeo y la animación que nos permitan llegar al colaborador de manera rápida, atractiva y clara en esos micro-momentos. 

 Profundizando en el formato, las plataformas interactivas que permiten al usuario vivir una experiencia lúdica, participativa, con desafíos y resultados online, serán súper útiles en proceso de aprendizaje y transformación. Los vídeos 360º y la realidad virtual prometen una gran oportunidad para que los colaboradores sean protagonistas y vivan, aquello  que quiero comunicar, en primera persona y a través de todos los sentidos. Un ejemplo muy utilizado es anticipar los renders de un nuevo edificio previo a la mudanza para que las personas puedan recorrer virtualmente los futuros espacios de trabajo. Los vídeos “coming soon” y los webinars podrán hacer que la comunicación sea más cercana, fluida y entretenida. También se destacarán los Gifs y podcast que son formatos simples de producir y fáciles de viralizar y compartir por WhatsApp y redes colaborativas internas. Asimismo, las retransmisiones en directo (a través de plataformas como Workplace) serán contenido clave para captar la atención de los usuarios, mostrar transparencia y mejorar el engagement. Los contenidos de ‘influencers internos’ (a través de reseñas, opiniones y recomendaciones) se posicionan como una herramienta poderosísima para llegar a los colaboradores con los mensajes de forma espontánea.

 

2.La potencia infinita de los datos: Big Data

Segmentar a una audiencia por su edad, sexo o clase socioeconómica ya quedó obsoleto. Hace tiempo, que las compañías comenzaron a comprender que segmentar las comunicaciones según los intereses o comportamientos de sus públicos tiene mayor eficacia. Netflix y Amazon, por ejemplo, son empresas que han sabido utilizar los algoritmos para ofrecer al consumidor lo que realmente quiere consumir según sus intereses.

 En el 2020, la personalización de los mensajes va a ser fundamental para que las empresas puedan evolucionar. Las compañías deberán implementar herramientas (si es que aún no las tienen) para poder saber todo sobre sus empleados, tanto en lo profesional (expectativas, frustraciones, aspiraciones, conocimientos, vocabulario, comportamientos) como en lo personal (salud, hobbies, familia, gustos, preferencias), poniendo el foco en comprender qué le cambia y está en juego para esa persona en cada proceso de transformación. 

Pero…No cantemos victoria tan rápido!Imaginemos que tenemos toda esa información y conocemos más a nuestros colaboradores… Y ahora qué hacemos? Debemos definir estrategias de comunicación que prioricen ese análisis y datos obtenidos para convertirlos en “inteligencia”: minimizar los márgenes de error a la hora de construir mensajes e implementar acciones y canales que pongan siempre al colaborador en el centro.  Un ejemplo muy utilizado actualmente es personalizar los beneficiosofrecidos a los colaboradores, acercándole una propuesta única para cada uno, teniendo en cuenta sus intereses, conformación familiar, lugar de residencia, etc. 

Aún hay una gran oportunidad en materia de comunicación interna en procesos de transformación y cambio cultural en donde tenemos que comprender qué está en juego para cada persona y a partir de ahí apoyarnos en herramientas que nos permitan acercarle al colaborar sólo la información que necesita en cada momento de todo el proceso, y no saturar con mensajes genéricos que quedan en la carpeta de correo no leído por siempre. 

 

3. La Omnicanalidad 

Actualmente, la mayoría de las compañías cuentan con una estrategia multicanal, lo que significa que envían mensajes por todos los canales posibles de manera similar buscando llegar al usuario final (cliente o colaborador). Generan un primer contacto a través de un # en Instagram, un chatbot le responde una consulta, desde el sitio web descarga un formulario, el call center le brinda más información, la sucursal finaliza el proceso de venta, etc.

Pero, ya no basta con ser multicanal, ahora las empresas tienen que ir por el significado de Omnicanal: muchos canales que se integran de forma inequívoca, logrando que el usuario sea parte de una experiencia integrada y cohesiva sin importar cómo y dónde interactúe. Así que ¡atentos! Ya que todas las experiencias omnicanales hacen uso de múltiples canales, pero no todas las experiencias multicanal son onmicanales. 

Los límites que separan la actividad online de la vida real del usuario, comenzaron a desdibujarse hace un tiempo. Es por eso, que la omnicanalidad fomenta esos momentos en donde las fronteras de los diferentes mensajes se desdibujan y se convierten en un todo. 

En comunicación interna, las empresas tienen un gran desafío. Deberán reflexionar sobre la convivencia, coherencia y sinergia entre todos los canales que poseen e identificar cuáles son los que realmente cumplen el objetivo omnicanal: que el colaborador viva una experiencia integrada y que pueda, a través del acceso a la información, hacer su día más fácil y más productivo, y por qué no: ¡más feliz! 

 

4.La marca empleo

Hoy estamos ante líderes que deben actuar como ‘coaches’ profesionales y es por eso, que la formación en comunicadores será uno de los grandes retos a futuro.

 Pero además, estos líderes conviven con los ‘Influencers Internos’. Esos líderes informales, que existen en toda organización que son los que transmiten cotidianamente los valores y comportamientos de la empresa y que actúan como embajadores espontáneos de la cultura organizacional dentro de la compañía y de la marca fuera de ella. 

Las empresas deberán tener en cuenta que, hoy en día, las redes sociales y los dispositivos móviles hacen que la frontera entre la vida laboral y personal sea más difusa, ya que todos los colaboradores forman parte de alguna red social tanto en el entorno personal como profesional y conversan en ella.  

El gran potencial para este año, de cara a la inversión en comunicación, será poder implementar iniciativas para que todos los colaboradores, dinamicen contenido como logros y novedades de la compañía en sus redes, entendiendo que a su vez esto tendrá un impacto directo en la marca empleo: la imagen que tiene la empresa no sólo hacia sus clientes sino también hacia sus propios empleados y sobre todo, la imagen que perciben sus posibles candidatos. 

 

5.Del Storytelling al Storydoing

Los humanos vivimos en historias. Damos sentido al mundo y codificamos los recuerdos a través de ellas. El storytelling es una técnica que “parece” nueva pero que, en realidad, es tan antigua como la publicidad. Y es la técnica de contar una historia, con ciertas etapas y énfasis, que permite “guardar en la retina” un concepto mucho más fuerte que un simple mensaje ya que tiene su base en la persuasión a través de la emoción. 

En la comunicación interna, una historia permite:

  • Posicionar el branding / identidad del proyecto / marca interna
  • Generar  identificación y orgullo, porque son historias reales y valederas 
  • Lograr mayor compromiso y sentido de pertenencia de los colaboradores
  • Comprender mejor los cambios (por qué y para qué) 
  • Poner a rodar un mensaje clave en las distintas audiencias.

Pero esto parece que ya no alcanza. Se dice por ahí que las buenas compañías cuentan historias, pero las grandes, hacen historia. En otras palabras, el storytelling significa poder contar historias con emociones. Mientras que el storydoing significa poder narrar mediante acciones significativas y desarrollar soluciones útiles que permitan experimentar la misión de la marca y la cultura de la compañía. Es crear experiencias que pongan de manifiesto que la empresa practica lo que predica.

Y acá sumamos un rol clave: Los storydoers (hacedores). Ellos no sólo cuentan algo, sino que se involucran en el proceso y lo muestran paso a paso invitando a su comunidad a participar. Sería el concepto de UGC (User Generated Content) o contenido generado por los usuarios, ejemplo: seguidores o fans de una marca que realizan un comentario, o una recomendación de un producto, etc. En comunicación interna serían nuestros propios colaboradores como Influencers internos (Internal Branding) los que transmiten la culturaa través sus propias experiencias, ejemplo: como es el caso de este Blog de Olivia en donde los propios consultores compartimos nuestra visión.  

Los invito a quedarnos con una reflexión final:Las compañías deberán entender que ya no sólo se trata del ‘¿Qué?’ (Información – contenido) y del ‘¿Cómo?’ (Canal), sino más bien del ‘¿Por qué?’.Ya que para el colaborador sólo va a ser una experiencia valiosa, única y especial si la ‘razón de ser’ de ese mensaje coincide con sus necesidades (funcionales y emocionales) en ese momento. 

Por Laura Patrone, Consultora de Olivia 

              Leer Más
Sebastian Firtman

¿Qué valor genera el 1% más rico?

Nuestro invitado especial al Blog de OLIVIA, Julian Randle. empresario inmobiliario y coach eneagrama (www.julianrandle.com) nos regala esta reflexión sobre el accionar del 1% más rico de la población y la «no concentración de la riqueza». Te invitamos a leerla. COMIENZA AQUÍ. 

“¿Cómo es posible que el 1% de las personas del planeta concentren el 82% de la riqueza?”

me pregunta Pedro, tomando un café en la universidad.

“Es indignante y una muestra más de lo espantoso que es el capitalismo y a dónde nos ha traído tanta libertad descontrolada”
Miro mi café,lo miro a Pedro…

y le digo: “pero es aún más complejo e interesante lo que observas. Te paso un dato que tal vez no consideraste: fíjate que el dinero nunca está concentrado. El capitalismo, por definición, no deja que concentres tu dinero. No pongas cara de sorprendido; es que sólo te falta ver esto con más detenimiento para que coincidas conmigo.

Mira, te daré un ejemplo:
Imagínate que mañana ganas la lotería y recibes 2 millones de euros. Ya está, bienvenido al club del 1%. Eres ahora un ser conspicuo, avaro, y por tu culpa el mundo está como está.
¿Correcto?
Ahora te pregunto, ¿qué harías con ese dinero al otro día?”
Pedro sonríe y me dice… “hostias, pues te invitaría a ti y a todos los del club a una gran paella de ostras y langostas en el restaurante de los Vascos, con el mejor vino que tenga la carta”.
“Genial“ le dije, “con tu comilona para 30 acabas de darle empleo a uno que se presentó hoy a lavacopas del Vasco. Y ni qué hablar la alegría del vendedor de ostras, los cosechadores de uva en St Emilion y tantos otros. Y dime, ¿que más harías con tanto dinero?”.
“Bueno… siempre quise un Alfa Romeo”.
“Perfecto, con tu compra acaban de ampliar la línea de producción en Italia y contratar a 50 personas nuevas porque van bien las ventas de automóviles. ¿Y qué más, amigo?”.
“Bueno, hay un edificio que se está por construir y me han ofrecido un piso allí”.

“Brillante! Los constructores anuncian que las ventas van muy bien y que por lo tanto contratarán 490 obreros, ingenieros y arquitectos para la construcción de un nuevo proyecto. Me han dicho que agradecen tu confianza en ellos. Y los empleados, qué va, felices de salir del paro. ¿Algo más?”
“Bueno, me gustaría viajar a Sudáfrica”.
“Impecable, ni te imaginas el cambio que hacen tus euros en cientos de empobrecidas familias africanas cada vez que un europeo viaja a sus latitudes.
Creo que te quedan sólo unos 120.000 euros, claro, recuerda que el Estado se comió el 45%
de tu botín de guerra, ¿que harás con ellos ahora?”
“Los pondré en el banco como ahorro y previsión para mi futuro”.
“¡Genial! El banco acaba de aprobarle un crédito a 4 empresas pequeñas que están partiendo sus negocios gracias a que se disponen de fondos para prestar.
Así que fíjate. Eres millonario, miembro de ese repugnante club del 1%; no has parado de divertirte y en el proceso no has hecho más que bien a la sociedad. Has alegrado a centenares de vidas de manera directa y a otras tantas de  manera indirecta.
El punto Pedro es que el dinero nunca, nunca, está ocioso fuera de la sociedad como nos imaginábamos de niños viendo al Tío Rico acaparando su dinero fuera de la sociedad.
Amigooo… es hora que madures, esto es mucho más complejo.

Salvo aquellos euros que están en tu billetera, tus 2 millones, al día siguiente de tenerlos, están completamente inmersos en la sociedad, haciendo toda suerte de bondades con el mero hecho de existir. Cientos de hogares necesitados agradecen tu buena fortuna.
El dilema económico entonces nunca será la ´distribución de la riqueza´ porque en el capitalismo, la riqueza YA ESTÁ distribuida, ¡queramos o no queramos!
El dilema del hombre entonces será siempre cómo crear más riqueza (valor) en la sociedad para que la torta sea más grande y alcance para darle dignidad a más y más personas. Por ello el drama del creador de riqueza es ver cómo el Estado se la confisca para hacer política y no para crear genuina riqueza para la sociedad.
Entonces te invito a no considerar ese miserable 1% con ojos de desprecio sino como héroes de tu mundo y brillantes administradores de valor. En toda sociedad serán pocos los grandes músicos, los grandes arquitectos, los grandes médicos y los grandes filósofos. Es normal que el talento se encuentre concentrado en pocos, así también lo es en la naturaleza. Por ello personas como Steve Jobs, Messi, Bill Gates, o los fundadores de Amazon, Uber o Airbnb crean gigantesco valor a la sociedad, es necesario cuidarlos e incentivarlos porque su misión es tu misión también.
Si seguiste cuidadosamente todo lo que te he contado, comprenderás que las sociedades exitosas premian al que crea valor y las sociedades miserables castigan al exitoso.

Por Julian Randle, invitado especial de OLIVIA

 

Nota: Olivia sólo es una plataforma que invita a publicar libremente sin, por ello, hacerse responsable de los contenidos de terceros.

              Leer Más
Berinstein Ariel | Olivia
Susana Fuentes

Todos para uno y uno para todos !

Las organizaciones que desarrollan su capacidad de construir aprendizajes colectivos obtienen una ventaja competitiva por sobre el resto; se convierten en Organizaciones Inteligentes. Pero no es un desafío menor alinear al equipo y lograr que, así como la organización se nutre del conocimiento de las personas, sea toda la organización la que nutra de conocimiento a cada uno de sus miembros.

Van algunos consejos para poder llevarlo a cabo sin sucumbir en el intento:

Reparta las llaves

Las organizaciones tienen mucho conocimiento guardado en sus células de trabajo, en sus áreas internas. Todo en cajones, de los que unos pocos tienen las llaves.

Primer consejo; reparta las llaves entre sus miembros. Obviamente no todos tienen que acceder a todos los cajones. Se trata de hacer todos los esfuerzos para que el conocimiento de la organización se encuentre disponible para quien, teniendo las facultades para comprender su contenido, pueda disponer de él cuando lo necesite, en el momento preciso y en el lugar adecuado

Diseñe una estrategia formativa y un plan de transferencia

Si bien cada persona debe ser protagonista de su desarrollo personal, la organización no puede mirar para un costado. Por lo tanto, segundo consejo; a la hora de diseñar su estrategia formativa tenga en cuenta:

  • Hacer un buen relevamiento y diagnóstico de las necesidades de las distintas áreas de la organización y de las capacidades y formación actual de sus miembros.
  • Definir claramente cuáles son los objetivos de cada una de las actividades y con qué método las va a desarrollar para lograr la máxima adhesión.
  • Plantear una estrategia de transferencia de los nuevos contenidos adquiridos y habilidades desarrolladas, a la práctica.

Rompa los silos

Las comunidades de práctica que se forman en las organizaciones generalmente reúnen intereses profesionales y preocupaciones asociadas a áreas de desempeño afines. Esto forma silos, haciendo que cada persona se mantenga en contacto únicamente con personas de su misma comunidad ( y know how ) . Finalmente, los intercambios se vuelvan reiterativos, las experiencia similares y no hay nuevos aprendizajes.

Tercer consejo: rompa los silos e incentive a los equipos a intercambiar experiencias, nuevos conocimientos y nuevos desafíos con nuevos equipos . De esta manera si estarán sumando aprendizajes.

Creo firmemente que una organización que aprende no es aquella en la que todos sus miembros saben todo sino aquella en la que el aprendizaje la ayuda a movilizarse hacia sus objetivos.

Espero que les haya servido. Hasta la próxima…

By Ariel Berinstein , Consultor Olivia
ariel.berinstein@olivia-la.com

              Leer Más