@canalAR "Para innovar no alcanza con copiar"
Susana Fuentes

@canalAR «Para innovar no alcanza con copiar»

Ver nota directamente en CanalAR aquí http://bit.ly/2uJ0ZZR

Una de las noticias de estos días es que HBO lanzó una plataforma de contenidos online para que el usuario tenga la experiencia de poder seleccionar películas y series, según su interés y disponibilidad. Los comentarios en las redes no tardaron señalar que HBO salió a competir contra Netflix.
Si consideramos el anuncio sin su contexto, podríamos asumir que una compañía acaba de dar un salto grande y transformador de su negocio, a partir de la apertura de un nuevo canal de comercialización basado en la digitalización de la distribución de los contenidos que ellos mismos producen. El problema es que otro ya lo había hecho antes que ellos y que, por así decirlo, con suficiente éxito como para haberse convertido en el genérico de la categoría. Llegados hasta aquí podríamos suponer que, al replicar el canal y la estructura, se logran igualar las condiciones de confrontación. Pero no.

Para tomar otro ejemplo, el éxito de Google no estuvo en copiar el modelo de Yahoo. La generación de jóvenes nacidos a comienzos del año 2000 no reconoce otro buscador en la red que la marca propiedad de Alphabet. Lo mismo ocurrió con los sitios de compra y venta, donde MercadoLibre supo armar su modelo de negocio para terminar de absorber al ya desaparecido DeRemate.com.

Lo que hay de común en estos casos no es la base tecnológica que está detrás de cada éxito. En ese sentido, la tecnología iguala la disponibilidad de oportunidades a grandes y chicos, pero la verdadera transformación digital emerge del cambio cultural del equipo de profesionales que está dentro de la organización y que ve en los elementos informáticos herramientas para la construcción de nuevos caminos que no se han recorrido ni creado. Herramientas que llevarán a la organización hacia nuevas fronteras que nadie jamás imaginó.

Así entendida, la transformación antecede a la digitalización y ésta es sólo una consecuencia instrumental de aquella. Y para que esto se dé, es fundamental lograr un cambio cultural profundo, que rompa con los preconceptos con los que trabajamos a diario y que construyen nuestra zona de confort. Cuando este cambio no ocurre o se impulsa desde lo más profundo de la organización, ocurre lo que sucede en la mayoría de las empresas, vale decir que los esfuerzos vinculados a la digitalización se concentran en aplicar tecnología al corazón del negocio y no al desarrollo de nuevas oportunidades, según lo revela un informe patrocinado por Microsoft y publicado a comienzos de 2017 sobre una base de más de 340 compañías en Estados Unidos. Entonces invertimos, copiamos mejores prácticas y nos frustramos por los resultados.

Esto que describo es lo que le ocurre a la mayoría de las empresas con las que usted pueda conversar. ¿El motivo? Es que justamente son muy pocas o casi nulo el número de organizaciones que tienen en su mapa de transformación digital trabajar desde el comienzo en fortalecer y apoyarse en el cambio de cultura de sus propios empleados. Los estudios demuestran que este punto está totalmente fuera de la agenda. Y no hay transformación posible sin cambio cultural concreto.

En estos días, donde todos hacemos un balance de lo que ha sido la primera mitad del año, le propongo que revise hacia donde fueron destinados los esfuerzos de su organización y que evalúe si las prioridades responden hacia una transformación digital del negocio o simplemente a sumar experiencias digitales a los viejos procesos de siempre. Quizás se sorprenda ante la evidencia.

(*) Marcelo Blechman: Socio de Olivia Consultoría

Nota de CanalAR
http://www.canal-ar.com.ar/24522-Para-innovar-no-alcanza-con-copiar.html

              Leer Más
Experiencia digital vs/ transformación digital.
Susana Fuentes

Experiencia digital vs/ transformación digital.

Por un tiempo ya venimos escuchando de Transformación digital , pero ¿qué es realmente TD?

Así como se han acuñado términos como ERP, CRM, Cloud y otros tantos que tienen alcances difusos, y que se asocian con aplicaciones específicas que muchas veces cubren solo una parte del concepto general, la TD hoy pasa por un sin número de asociaciones que dependen del interlocutor.
Así, hoy muchas veces la transformación digital se asocia a espacios específicos como el e-commerce, aplicaciones ligadas a productividad, o en general a “implementación de sistemas”, lo que podríamos llamar “Experiencia Digital” pero…. La TD va más allá!

Si buscamos las definiciones vigentes, creo que la más general y acertada es la que entrega Wikipedia: “La Transformación Digital es el cambio asociado con la aplicación de tecnología digital en todos los aspectos de sociedad humana”.

La implicancia de esto es tremenda, y debemos estar abiertos a que estos procesos de transformación impacten en todo lo que hacemos; educación, empresa, gobierno, etc. Pero lo más importante, es que debemos entender que la TD no se refiere a una herramienta sino más bien al proceso HUMANO.

En efecto, cada vez que enfrentamos un proceso de transformación, éste tiene un impacto en los que ejecutan ese proceso (por ejemplo, los trabajadores) y los que son “afectados” por ese proceso, dígase los receptores o “clientes” de ese producto, servicio o lo que sea que esté afectado por ese proceso. En ese sentido, se hace fundamental el trabajar esa transformación a los que nos vemos enfrentados en primera instancia atacando el factor o impacto que esa transformación va a tener en las personas, y no solo a la “Experiencia Digital”.

Esto implica tener un entendimiento acabado primero del “por qué” del cambio, luego, de los procesos que están siendo afectados y por último, con esa información poder involucrar a todas las personas para que sean parte integrante de la transformación, la apoyen y la lleven adelante entendiendo los beneficios que esta trae. De lo contrario, terminaremos con otro fracaso de Experiencia Digital (o “implementación de sistemas”) como se ven a diario.

¿Por qué utilizamos herramientas como Waze tan fácilmente? Porque responden a una necesidad real y trabajan de forma intuitiva, por lo que a las personas se les hace primero necesario, y luego cotidiano, es decir, no hay obligación, no hay rechazo, no hay que “convencer” a nadie de que es un aporte a nuestro día a día.

Así, podemos citar varios ejemplos en nuestra vida personal y todo tipo de organizaciones, donde vivimos un bombardeo de Experiencias Digitales pero que no siempre llegan a ser una TD, y ahí está el gran desafío, cómo hacemos para que las Experiencias Digitales pasen a una Transformación Digital.

El proceso mediante el cual logramos que los usuarios entiendan los “por qué” y decidan subirse a una Experiencia Digital en Olivia lo llamamos “Adopción” y se refiere a que las personas puedan “ser parte” de la TD asumiendo la Experiencia Digital (las herramientas) como parte de su día a día con la importancia que esto conlleva.

Son la ED y la TD dos caras de la misma moneda ? La respuesta es No. Son cosas diferentes acuñadas con diferentes materiales. Una tiene que ver con lo que la tecnología te hace vivir y la otra con la internalización de ese cambio que la tecnología trajo y todo lo que ello implica…

By Marcelo Blechman, socio Olivia

              Leer Más
@Pulso "Para los CEO de empresas locales, la innovación es un activo de negocios"
Susana Fuentes

@Pulso, Innovación, activo de negocios

Calidad de productos y servicios, innovación y comunicación son los drivers estratégicos que ayudarían al éxito de las firmas en próximos 5 a 7 años, según encuesta. Ximena Celedón La única variable constante hoy para las empresas es el cambio, dado que los ciclos de vida de los productos y servicios son cada vez mas cortos. En ese contexto, las compañías chilenas reconocen necesariamente que la cultura de la innovación se transformó en un activo de negocios. Lo anterior es una de las principales conclusiones que se puede extraer del estudio Percepción de Estado y Tendencias, vinculado a la cultura organizacional, realizado por la firma de change management y transformación cultural Olivia, que consideró la opinión de CEO/directores, CIO y gerentes de RRHH, quienes corresponden a grandes (65%), medianas (15%) y pequeñas empresas (20%) de nuestro país. Para los consultados, las tres mejores empresas que operan en Chile son Unilever, Codelco y Google, a las que se les valora como fortalezas la cultura, innovación, RRHH y liderazgo, principalmente. Respecto a los drivers estratégicos que asegurarán el éxito de su organización en los próximos 5 a 7 años, los ejecutivos destacan la calidad de productos y servicios, la innovación y la comunicación como los más relevantes, posicionándolos por encima de lo que ellos mismos estiman que fueron los factores más relevantes de los últimos diez años. Asimismo, señalaron que la persona que es considera exitosa dentro de sus organizaciones es aquella que se adapta fácilmente a los cambios (8,3 puntos), el que cumple las metas (8,2) y el que logra la satisfacción del cliente (8,2). Ya pensando en los próximos 5 a 7 años, los ejecutivos opinaron que los principales atributos que deberán tener las personas de una organización para ser exitosas son flexibilidad (8,7 puntos), capacidad para trabajar por objetivos (8,7) y buena adaptación a cambios externos (8,6). Alejandro Goldstein, socio de Olivia, indica que quienes quieren liderar en sus mercados saben que deben invertir en nuevas tecnologías, comunicación y procesos, ‘pero reconocen la importancia de la variable de RRHH y de la transformación a una cultura de innovación en ellos, para comenzar a hacer las cosas de una manera que no sólo les permita alcanzar las metas de negocio, sino reinventarse constantemente’. Por otra parte, ‘la cultura de ‘no me hago cargo’ porque pertenece a otra área o no me pagan para eso, sigue estando muy arraigada en las empresas chilenas y trae nefastas consecuencias para el negocio’, puntualiza el otro socio de la firma, Marcelo Blechman. Por último, los encuestados indican que los clientes serán los stakeholders con mayor importancia en las decisiones que se tomen en su compañía, con 91, puntos. DICEN… Alejandro Goldstein Socio Olivia ‘Claramente vemos que los chilenos reconocen que la cultura de innovación se transformó en un activo de negocios’. Marcelo Blechma Socio de Olivia ‘Hay mucha inversión en tecnologías que buscan mejorar la relación con el cliente (…). Sin embargo, nada de eso tiene importancia cuando no están los procesos que acompañen éstas tecnologías’. Diseño metodológico Fueron 40 encuestas, sobre un cuestionario estructurado con preguntas cerradas y abiertas. Se aplicó entre el 11 de enero y el 29 de febrero de este año.

Pais: Chile

Fecha: 2016-10-18

Medio:  Pulso Sección: Empresas & Mercados Página(s): 21

              Leer Más