Cambio Juez! “Sale Cristina, entra Mauricio”
admin

Cambio Juez! “Sale Cristina, entra Mauricio”

ACLARACIÓN Esta no es un post político, es una un post sobre cultura organizacional. Estas a tiempo de volver a los medios tradicionales.

Sin hacer ningún juicio de valor en ningún sentido, cuando nos acercamos al 10 de Diciembre empezamos a entender que algo va a estar cambiando en la Argentina. Entendemos que definitivamente lo que se verá afectado por encima de las variables económicas, políticas y sociales será LA CULTURA .

Antes de seguir y para hablar el mismo idioma aclaro que “ cuando hablo de la cultura de una organización, pública o privada, estoy hablando del conjunto de valores que se ponen en practica a través de sus personas y procesos”.

Por lo tanto, los que creen que este cambio dejará culturalmente al país exactamente en el mismo lugar, están equivocados.

Es la Cultura la que nos salvará o nos hundirá como sociedad.

Todavía no conozco cual será el impacto, ni cuales serán los ejes de transformación del nuevo gobierno. En realidad, tengo algunas pistas pero no muchas certezas.

Sin embargo, sé que si la innovación, la inclusión o la trasparencia serán “un valor” para este gobierno, entonces deberán verse reflejados en los comportamientos de sus funcionarios y en los procesos a reformular del Estado.

Para que el Estado transforme la cultura actual, al igual que cualquier organización deberá:

Generar modelos de liderazgo que pongan en práctica esos valores.
Comunicar eficaz y transversalmente a todo el País, y sobre todo al aparato estatal, cuál es el cambio y qué significa en términos de nuevos hábitos y procesos.
Generar sistemas de reconocimiento que premien a quienes los reflejen en su gestión.
Generar procesos que pongan en práctica aquellos valores que nos harán distintos.
Los máximos referentes de la cultura organizacional como Edgar Schein hacen referencia a que si se quiere saber cómo es la cultura de una organización, se debe mirar al numero Uno de la misma. Sus hábitos, sus palabras y fundamentalmente sus acciones marcan el paso y el futuro de toda una organización y en este caso de la Nación Completa.

Igualmente, un cambio cultural ,como el que creo que necesita la Argentina no se verá en 3 o 6 meses. Seguramente excederá el mandato presidencial.

Tomando mi experiencia como consultor en cambio cultural, pronostico que una transformación de estas características nos va a llegar una década pero si prima el Sentido de urgencia positivo, podría ser antes.

Es resumen, si habrá un cambio consciente, deberá empezar el 10-D con cada palabra y cada gesto. Pero por sobre todo, con cada acción, ya que son ellas las que guiaran la transformación profunda de esta sociedad.

By Ezequiel Kieczkier, socio fundador Olivia

ezequiel.kieczkier@olivia-la.com

              Leer Más
Project Managers con sentimientos: el último grito de la moda
admin

Project Managers con sentimientos

En Olivia, llevamos años observando, – al mejor estilo avistaje de pájaros – el comportamiento de las especies más extrañas de Project Managers. Analizamos una y otra vez la contradicción que se está dando entre los PM de grandes proyectos desafiantes y nos vienen muchas imágenes a la mente.
La primera , es la del PM más parecido a Rambo. Creo que si hiciéramos una consulta popular, la mayoría diría que el PM, para ser un gran PM, debería tener “el cuchillo entre los dientes”. Listo para ejecutar cualquier proyecto, en cualquier circunstancia !

El Project Manager de Hoy

Tienen la compleja misión de llevar a buen puerto proyectos de distintas características: tecnológicos, de mejora de procesos, de cambio cultural.. Entre ellos convive la tensión permanente entre llegar en tiempo, forma y costo y entregar calidad.

Generalmente, la ambición de entregar en tiempo, termina opacando la efectividad .

Algunos también se enfrentan al mandato de ser acérrimos defensores de la documentación de todas las situaciones ya que “para ello fueron contratados” o simplemente para resguardarse ante posibles discrepancias entre las partes, dejando el problema latente sin una solución o mitigación del mismo perdiendo esa oportunidad única de ser el héroe que pregona la filosofía del “ problem solving”.

En Olivia soñamos con un equipo de Project Managers Sensibles, no en el sentido de que lloren al finalizar la reuniones de avance, sino más bien que tengan la sensibilidad para entender a sus clientes, desarrollar una mayor empatía con ellos y ser facilitadores de proyectos.

Sobre ese sueño… nos imaginamos como sería nuestro PM “con sentimientos”

Competencias:

Capacidad de identificar emociones propias y ajenas para no convertir la reunión de avance de un proyecto en una batalla.
Facilitación de negociaciones complejas, en lugar de tomar partido sobre quien tiene la razón.
Amor por la excelencia y empatía por el humano que lleva la tarea, no acepta menos que excelente y además se pone en el lugar de quien lo ejecuta, y lo ayuda a diseñar.
Innovación como Gen primario, diseña innovadores planes de mitigación y se sale de los estándares y las frases armadas.
Empatía sistemática: trabaja pensando en el lugar del otro, buscando maximizar su efectividad.
Orquestador de variantes: no siempre la misma receta aplica para todos los problemas y, si siempre hacemos lo mismo, los resultados serán iguales indefectiblemente. Según el momento del proyecto no
Precisión de cirujano: Opera y contribuye a la salud de “su paciente” con una precisión milimétrica

Algo bueno está pasando en Olivia: estamos gestando una nueva generación de Project Managers con esas características.

Estamos trabajando en un modelo que intenta llevar la rigurosidad académica del PM, agregándole competencias emocionales que permitan que sean Change Champions. Es decir, que la gestión de tiempos, riesgos, presupuestos y otros aspectos fundamentales en la gestión de un proyecto sean consecuencias de ser “Apasionados por la excelencia” mas allá del miedo a no cumplir las expectativas de sus jefes.

Por Ezequiel Kieczkier, socio fundador Olivia

              Leer Más
Ingenieros TI
Susana Fuentes

El panorama de la inversión en IT en la Argentina

Una muestra realizada con ejecutivos nacionales y de América latina, confirma que en 2016 aumentarán las inversiones de grandes empresas en software. Aunque buena parte desconoce el monto que desembolsará, una de cada cuatro compañías está dispuesta a destinar cerca de $ 450.000 para encontrar soluciones a sus negocios.
La Encuesta Anual sobre Proyectos TI (tecnologías de información), Innovación y Cultura, de la consultora Olivia, especializada en asesoramiento y gestión de cambios, abordó a 46 ejecutivos de empresas líderes de la región, con operaciones en la Argentina y otros mercados geográficos. Un tercio de los consultados pertenece a los sectores de Retail, Consumo, Petróleo y Gas.
De acuerdo con el sondeo, un 74% de los consultados prevé implementar nuevo software en su empresa. ERP, Success Factors y Computación en memoria, aglutinarán el 54% de las iniciativas de TI en 2016. El rango de inversión, para el 23% está en torno a los $ 450.000 o más durante el próximo ejercicio, y solo un 3% espera desembolsar más de $ 2 millones.
Las nuevas tecnologías aplicadas a los negocios están a la orden del día: la muestra reveló que más del 85% de los ejecutivos participó en algún proyecto de TI (tecnologías de información) en los últimos 18 meses. De ellos, casi el 40% buscó implementar ERP, un 11% lo hizo en proyectos de SAP Success Factors (RR.HH.) y otro tanto en CRM.

Cambio cultural

Menos de la mitad de los encuestados cumplió con la expectativa del patrocinador del proyecto y del cliente interno. Solo un 31% cumplió expectativas de presupuesto y plazos. Este bajo rendimiento se explica, según la mayoría interrogada, por un pobre relevamiento de las capacidades blandas que los equipos requieren para lograr exitosas implementaciones.
Para lograr una buena aplicación de las soluciones IT (tecnologías de información), seis de cada diez entrevistados que ya trabajaron en la incorporación de software, hicieron una Gestión del cambio, aunque solo el 37% midió el uso que hacen los usuarios de las aplicaciones implementadas. En lo que refiere a perspectivas, sólo la mitad prevé incorporar soportes para la gestión del cambio en sus organizaciones, a pesar de valorar como importante o muy importante la cultura organizacional.
Para Ezequiel Kieczkier, director de Olivia, muchas compañías tienen interés por sumar tecnología, pero no cuentan con capacidad interna para innovar. «Las compañías necesitan mayor capacidad para analizar contextos y tomar decisiones. A menos que las compañías busquen un cambio cultural, pierden oportunidades. Pero cuando se respira innovación, las firmas alcanzan otro vuelo», afirmó a IT Business el socio fundador de la consultora.

Autor: Ezequiel Chabay

Revisar la noticia original

              Leer Más
Project Managers con sentimientos: el último grito de la moda
Susana Fuentes

Cuando la mente es el límite…

En ocasiones, como Consultores en Cambio Organizacional, en Olivia podemos observar cómo la coyuntura nos da evidencia de que la tecnología es un excelente acelerador del cambio social . Sin embargo, también vemos que existen limitaciones para el avance de estas tecnologías. Y dichas limitaciones, se encuentran en nuestras propias mentes.

Vivimos en tiempos donde los cambios tecnológicos con impacto social se dan en ciclos cada vez más cortos. El avance de la tecnología crece a tasas exponenciales y a velocidades nunca antes imaginadas. Nosotros estamos ahí, en el medio, tratando de ponernos al día con el conocimiento, tratando de entender o simplemente paralizados, mirando cómo estos cambios nos pasan por encima como una aplanadora.

Ante esta situación ¿Qué capacidades tenemos que desarrollar para entender cuando se agotan los paradigmas existentes y se generan nuevos? ¿Cuándo «no resiste más» que sigamos viendo pasar los cambios sin subirnos a ellos?

Para ir a una referencia concreta, observemos algunas viñetas sociales universales tales como las protestas de los taxistas contra el servicio de Taxi Uber (la app que ha generado un nuevo modelo de pedir transporte privado en el mundo). Es sorprendente, pero real, que desde que los taxistas y sindicatos de Londres, Bogotá, Paris, Roma y otras ciudades han intentado prohibir el servicio, el mismo ha tenido el efecto contrario y su uso se ha incentivado. Por ejemplo, como referencia, la utilización de los taxis de Uber en Bogotá posterior a las protestas, ha crecido cerca del 50% promedio en utilización diaria.

Entonces…¿Por qué pasa esto ?

Porque por un lado, hay gente que tiene miedo. Su mente reacciona al miedo terrible que producen los cambios de paradigmas, oponiéndose radicalmente a ellos. Su mente los limita, los condiciona.

Afortunadamente no le pasa lo mismo a todo el mundo. El mundo quiere decidir qué puede usar y qué no. El mundo quiere gozar de la agilidad y facilidad que le otorga la tecnología. El mundo ha aceptado, antes que muchos de nosotros, el cambio de paradigma…

Finalmente, hoy en día, la tecnología funciona como un acelerador social. Antiguamente las revoluciones se gestaban en recintos académicos, usinas de ideas prohibidas y grupos organizados con planeamiento minucioso. En los últimos años, vimos acelerarse la caída de Gobiernos de Medio Oriente gracias a revoluciones articuladas en twitter . Y escuchamos la voz de los que no tienen voz, a través de valientes Blogueros en Cuba.

Y no sólo es la relación de poder sobre quién decide cuando cambiarán las cosas en un Gobierno, lo que ha cambiado, sino que la democratización de las decisiones ha llegado a las marcas que ya no pueden imponer su voz y están obligadas a escuchar y responder a sus consumidores . Un like o dislike …por así decirlo, termina siendo tan relevante como una decisión frente a la góndola. Hoy nadie está exento de tener que hacer las cosas bien.

Así y todo, con los miles de argumentos que podemos encontrar para validar las plataformas tecnológicas, es corriente ver algunos intentos en el mundo corporativo de prohibir el uso de las redes sociales y limitar el acceso a determinados sitios. Intentos fallidos por cierto, ya que nada pueden hacer realmente, porque las personas siguen accediendo desde sus celulares.

Para concluir:

¿Efectivamente podemos frenar con nuestras mentes el avance del mundo?

No, no podemos. Dijo el Quijote: “Es inútil luchar contra molinos de viento”.

Por lo tanto, el desafío de cada uno de nosotros y del mundo corporativo está hoy en aprender a fluir y tomar la tecnología como una ventaja competitiva que nos permite tener una cultura de innovación . Una cultura que aprovecha la conexión en redes, para trabajar colaborativamente, ser más creativa y ágil. Una cultura que toma ventaja de la inmediatez para lograr eficiencia y reorienta los malos hábitos tecnológicos a hábitos de intervención voluntaria en proyectos desafiantes, entretenidos y que agregan valor a la compañía.

Liberemos nuestra mente y dejémosla fluir con la realidad, para ser una compañía del futuro que lee hoy lo que está sucediendo (a nivel tecnológico y coyuntural), prevé escenarios y prepara a sus equipos como líderes del cambio .

Ezequiel Kieczkier – Socio Olivia Consultoría

ezequiel.kiecz@olivia-la.com

www.olivia-la.com

              Leer Más
Design Thinking . Por qué usarlo ?
admin

Design Thinking . Por qué usarlo ?

Este proceso, inventado por Tim Brown y publicado por primera vez en el año 2008, ya se usa en muchas compañías y es tremendamente facilitador, sin embargo, en Olivia seguimos pensando que la Innovación, no deja de ser ” 1% inspiración y 99% transpiración ” como dijo T. Edison.

Así que Señores, a trabajar duro !!

Pero igualmente, veamos muy resumidamente, en qué consiste este proceso: define, research, ideate, prototype, choose, implement, and learn

Definir & Investigar

Con el equipo formado y el lugar físico definido, conteste las siguientes preguntas: ¿Cuál es el problema del negocio? Donde está la oportunidad, qué ha cambiado o cómo podría hacerlo?

Hecho lo anterior: mire el mundo. Hay que observar qué hace la gente, cómo piensa, qué necesita y desea.

Ahora pregúntese sobre las limitaciones de su negocio: tiempo, escasez de recursos, base de clientes pobre, un mercado que se está reduciendo?

Preste atención a los usuarios extremos: niños o ancianos, por ejemplo.

Pregúntese cómo puede ayudar la nueva tecnología.

Organice la información y sintetice las posibilidades.

Idear & Crear Prototipos

Haga bosquejos, invente escenarios.

Construya marcos creativos (ordene el caos).

Aplique pensamiento integrador.

Ponga al cliente al centro de todo.

Cree prototipos y pruebe, cree prototipos y pruebe, cree prototipos y pruebe

Cuente más historias: mantiene las ideas vivas

Comuníquense internamente: no trabaje en la oscuridad

Cree más prototipos, pruebe internamente, pruebe con usuarios

Implementar

Ejecute la visión: diseñe la experiencia

Ayude a la gente de marketing a crear una estrategia de comunicación del nuevo producto.

Presente el caso en la empresa: difunda el mensaje.

Aprender !

Avance al próximo proyecto y repita.

En Olivia aplicamos esta metodología para delinear nuestra nueva práctica de Client Experience y fue muy significativa en la obtención de resultados muy creativos , que ya estamos empezando a implementar en algunos clientes.

Te gustaría ser el próximo ?

Escríbenos a ezequiel.kieczkier@olivia-la.com o susana.fuentes@olivia-la.com

Damos las gracias a Patricio Cortes por ser nuestra fuente hoy.

              Leer Más